“Un policía nos advirtió que podrían armar una operación de autorrobo”

CORRUPCIÓN

“Un policía nos advirtió que podrían armar una operación de autorrobo”

Lo afirmó Guillermo Mulet sobre el extraño robo en el estudio jurídico y apuntó contra un sector de la Policía. En conferencia de prensa dijo haber recibido información que lo alertaba sobre la posibilidad de que “podrían armar una operación de autorrobo para hacer creer que la puerta fue rota desde adentro”. Los abogados revelaron también que entre la información que les robaron había documentos y testimonios sobre una investigación que estaban realizando sobre el funcionamiento de una mesa de dinero en la Legislatura. El jefe de Policía admitió que “no es un robo más”.

paginajudicial.com
paginajudicial.com

De la Redacción de Página Judicial


El día después del extraño robo en un estudio jurídico paranaense siguen surgiendo novedades inquietantes.

El abogado Guillermo Mulet dijo haber recibido información que lo alertaba de que un sector de la Policía podría presentar el hecho como un autoatentado: “Soy amigo de (el ex subjefe de Policía, Juan Ramón) Rosatelli, lo asesoré durante ocho años y, por lo tanto, conozco gente de la fuerza. Un policía me advirtió que hay una operación para hacer creer que esto fue un autorrobo y que la puerta fue abierta desde adentro”, denunció. En cambio, el letrado aseguró que “hay muchas evidencias de que la puerta fue violentada desde afuera. La marca de la barreta está afuera y los vidrios estallaron hacia el interior”.

El hecho en cuestión ocurrió entre la noche del sábado y la madrugada del lunes en el estudio jurídico que comparten los abogados Jaime Martínez Garbino, Rubén Pagliotto e Iván Vernengo, en calle Laprida 420, en una zona donde funcionan varias oficinas públicas y a escasos metros del estacionamiento de la Jefatura Central de Policía, que cuenta con custodia permanente. Personas desconocidas revolvieron papeles, revisaron cajones y sustrajeron documentos vinculados con las causas por corrupción política que Pagliotto y Mulet vienen impulsando en el último tiempo –especialmente la denuncia por enriquecimiento ilícito contra el ex gobernador Sergio Urribarri e integrantes de su familia–.

robo_0.jpg

El hecho está lejos de ser catalogado como un simple caso de inseguridad. Hasta el propio jefe de Policía, Gustavo Maslein, admitió que “no es un robo más” y que en el estudio “había documentos con denuncias importantes”.

En una conferencia de prensa que dieron en el Salón Lucio Dato del Colegio de Abogados, Mulet, Pagliotto y Vernengo revelaron que entre los documentos que se llevaron los vándalos había pruebas y testimonios de personas presuntamente estafadas en una mesa de dinero de la que habrían participado funcionarios públicos. Según dijo Mulet, se trataba de “una mesa de dinero en la Legislatura, donde se compraban dólares baratos para luego comprar estupefacientes”. Esa investigación no estaba todavía en la justicia.

Entre los elementos sustraídos también había, según dijo, un informe reservado sobre el narcotráfico en la provincia, y mencionó que el documento contenía “algunos datos de que integrantes de la banda de Los Monos habrían estado refugiados en Entre Ríos cuando los buscaban en todo el país”.

De allí que Pagliotto señalara que “fue muy claro el criterio del robo: solo se llevaron documentación sobre los casos de corrupción”. En concreto, los abogados denunciaron el faltante de dos computadoras, dispositivos externos de almacenamiento de datos y documentación de causas judiciales en trámite e investigaciones por delitos de corrupción, otras por crímenes de la dictadura en Concordia y archivos históricos de las causas por corrupción política tramitadas desde la desaparecida Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA).

En esa línea, los letrados insistieron en el pedido para que la Policía de Entre Ríos sea apartada de la investigación, dado que depende políticamente de Mauro Urribarri, ministro de Gobierno, a quien Pagliotto y Mulet denunciaron por enriquecimiento ilícito.

La investigación está en manos del fiscal Gervasio Labriola. Al respecto, Pagliotto sostuvo que “la Procuración tiene todas las herramientas para investigar el hecho”.

En la sala, entre el público, estaban presentes los diputados Sergio Kneeteman (UCR-Gualeguaychú), Fuad Sosa (UCR-Nogoyá), María Alejandra Viola (PRO-La Paz), Martín Anguiano (PRO-Islas) y Esteban Vitor (PRO-Paraná). También estaba Jaime Martínez Garbino. Además, Pagliotto agradeció la solidaridad de dirigentes y colegas (mencionó al presidente del Colegio de Abogados de Entre Ríos, Enrique Martínez). Pero lamentó no haber recibido mensajes desde el oficialismo: “Señor (Gustavo) Bordet, lo respeto y estimo a su padre. ¿No se le ocurrió levantar el teléfono? Deje de ratificar a esta banda de pillos”, inquirió.