Discuten los plazos de elevación a juicio de la causa contra Urribarri

CORRUPCIÓN

Discuten los plazos de elevación a juicio de la causa contra Urribarri

El pedido para elevar a juicio la causa que tiene al ex gobernador Sergio Urribarri como acusado por haber beneficiado a su cuñado en contrataciones de campañas publicitarias motivó un arduo debate. Los defensores pidieron ampliar los plazos para responder al planteo y que, en lugar de cinco días, sean doce; los fiscales respondieron que los tiempos son los que fija el Código Procesal Penal de Entre Ríos. La jueza Marina Barbagelata debe resolver.

paginajudicial.com

De la Redacción de Página Judicial


Luego de que los fiscales Patricia Yedro y Alejandro Cánepa solicitaran la elevación a juicio de la causa que tiene al ex gobernador Sergio Urribarri como acusado por haber beneficiado a su cuñado en contrataciones de campañas publicitarias, los defensores de los otros imputados solicitaron una ampliación de los plazos para responder.

Los abogados Miguel Cullen y Guillermo Vartorelli pidieron que se amplíe de cinco a doce días el plazo para analizar el expediente y responder al requerimiento de remisión de la causa a juicio en virtud de la “complejidad” y lo “exiguo” que resultan los tiempos previstos en el Código Procesal Penal de Entre Ríos.

Se trata de la causa en la que se investiga un direccionamiento de las contrataciones de campañas publicitarias a favor de las empresas TEP SRL (ex Cinco Tipos) y Next SRL, que se le atribuyen a Juan Pablo Aguilera, cuñado del ex gobernador Urribarri, mediante adjudicaciones se realizaban por vía de adjudicación directa y por vía de procedimientos de excepción desde el Ministerio de Cultura y Comunicación a cargo de Pedro Báez.

Los tres están acusados por los delitos de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, peculado y fraude a la administración pública, por un monto total de 24.204.918,69 pesos y los fiscales adelantaron que pedirán que se les imponga una condena de ocho años de prisión. En la causa también está imputado el ex funcionario Gustavo Tamay; el diseñador gráfico Emiliano Oscar Giacopuzzi, Maximiliano Romeo Sena, que serían socios de las imprentas; la contadora Corina Cargnel; Luciana María Belén Almada, esposa de Aguilera; Alejandro José Luis Almada, hermano de Belén; y los publicistas Jesús José María Bustamante y Hugo Fernando Montañana.

El Código Procesal Penal de Entre Ríos establece que luego de que el fiscal presente el requerimiento de elevación de la causa a juicio, “será notificado el defensor del imputado” y que tendrá un plazo de seis días para “formular oposición instando el sobreseimiento, el cambio de calificación, la producción de la prueba que hubiere ofrecido anteriormente o deducir las excepciones que correspondieren”.

Los defensores, en este caso, pretenden que ese plazo se extiende por otros siete días a partir del miércoles 14 de febrero, en que se vence el tiempo que les concede el Código Procesal Penal, según lo expusieron ante la jueza Marina Barbagelata.

Cullen también hizo hincapié en la complejidad de la causa, en la gran cantidad de prueba documental que se debe analizar y esbozó que “se está acusando a quien fue dos veces gobernador de la provincia”. La fiscal Patricia Yedro recogió el guante y le respondió que “no se puede adoptar un criterio distinto porque se trata de un ex gobernador; sería darle un trato desigual respecto del resto de la ciudadanía”.

Los fiscales rechazaron el planteo defensista, aseguraron que “en diciembre se conocía que era inminente la remisión de la causa a juicio”, algo que incluso había sido adelantado a los defensores, y resaltaron que “la letra de la ley es contundente” respecto de los plazos. Cánepa apuntó además que el Código Procesal Penal establece que “los términos son perentorios e improrrogables, salvo las excepciones dispuestas por la ley”, cosa que no fue planteada en esta causa, según dijo.

Llamó la atención que los abogados de Urribarri no estuvieron presentes en la audiencia para sostener el planteo de los otros defensores.