El amigo entrerriano de Fariña no tiene bienes en Entre Ríos, pero sí en Uruguay

LAVADO DE DINERO

El amigo entrerriano de Fariña no tiene bienes en Entre Ríos, pero sí en Uruguay

Maximiliano Acosta fue propietario de un campo en Uruguay que luego pasó a manos de otro hombre cercano a Lázaro Báez. Al concordiense, sindicado como el testaferro del financista del rodete, no se le conoce un bien en Entre Ríos, según pudo averiguar Página Judicial. Una presentación ante la Justicia uruguaya pretende investigar a una serie de empresas sospechadas de lavado de dinero.

paginajudicial.com

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



Maximiliano Alejandro Acosta es el contacto que Leonardo Fariña tiene en Entre Ríos. Con dirección en Concordia y asiduas visitas a la ciudad entrerriana, el hombre cercano “valijero” de Lázaro Báez vuelve a ser noticia, pero ahora en Uruguay.

La semana pasada el programa “En la mira de VTV”, reveló que Fariña, presunto integrante de una red de lavado de dinero que involucra al matrimonio presidencial, había comprado 24 hectáreas de campo en la zona de José Ignacio.

El programa se contactó con el operador inmobiliario que había vendido ese campo, Alejandro Perazzo, quien contó que se había pagado US$ 14 millones. En una primera oportunidad dijo no recordar otros datos de la transacción ni el nombre de quien lo había comprado. La ley obliga a los operadores del sector a saber datos precisos y rigurosos de quienes participan en este tipo de operaciones.

Lo cierto es que inmobiliarias de la zona indicaron que si se tratara de un campo de 24 hectáreas (como Fariña lo contó en la cámara oculta que le hizo Jorge Lanata) el precio debió ser de unos US$ 4 millones. Después se demostró que en realidad eran dos padrones que totalizaban 152 hectáreas con lo cual la cifra de US$ 14 millones se ajustaba a lo pagado.

Según informó el diario El Observador de Uruguay, Perazzo, ante las sospechas, fue a la Justicia. Desconfió que el dinero utilizado para comprar el campo haya sido de una presunta organización integrada por Fariña. ¿Quien figura como comprador del campo? Maximiliano Alejandro Acosta, señalado en Concordia ante Página Judicial como el testaferro de Fariña. Fue solo en un principio, ya que luego el contador Daniel Pérez Gadin viajó a Punta del Este y reemplazó la escritura del campo El Entrevero que estaba a nombre del concordiense. Pérez Gadín no es sólo uno de los contadores del empresario patagónico, también gestiona las cuentas del hotel Alto Calafate, de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Acosta es un empresario que figura inscripto en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) como trabajador autónomo, con domicilio en Concordia y registra ingresos de hasta 15.000 pesos. Ante el fisco declara como su “actividad principal” la de realizar “operaciones financieras con recursos monetarios fuera del sistema bancario”. Así está inscripto en el organismo desde julio de 2009.

Sin embargo y pese a vivir en Concordia no tiene ningún bien inscripto en la provincia. Página Judicial supo que en la Agencia Tributaria de Entre Ríos (ATER) la situación de Acosta es la siguiente: “Actividad: ‘servicios de crédito’. Presenta sus declaraciones juradas con el mínimo de $120 por mes. No tiene inmuebles, ni automotores, ni otras actividades declaradas”.

La Justicia uruguaya comenzó a actuar luego de que el viernes 26 de abril los diputados nacionales Graciela Ocaña y Manuel Garrido presentaran una denuncia donde piden investigar a una serie de empresas sospechadas de lavado de dinero.

Solicitaron que se investigue, además de Lázaro Báez, al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido; y “a los señores Martín Báez, Leandro Báez, Fariña, Daniel Pérez Gadin, Federico Elaskar, y Fabián Rossi”. También a “los directores, accionistas y/o apoderados” de distintas empresas.