El defensor general le pidió la renuncia a la esposa de Canosa

PODER JUDICIAL

El defensor general le pidió la renuncia a la esposa de Canosa

Paula Montefiori dejó su cargo en la Defensoría de Pobres y Menores. Según pudo saber Página Judicial, el titular del Ministerio Público de la Defensa, Maximiliano Benítez, le pidió la renuncia tras los allanamientos relacionados con la causa que tiene a Juan José Canosa, esposo de Montefiori, como imputado por el delito de enriquecimiento ilícito.

paginajudicial.com

De la Redacción de Página Judicial


La defensora Paula Montefiori presentó este viernes su renuncia al cargo, luego de los allanamientos que se concretaron este jueves en cuatro mutuales, en el marco de la causa donde se investiga el presunto enriquecimiento ilícito de su esposo, Juan José Canosa, ex presidente de Sidecreer.

Si bien el rumor había empezado a correr luego de los allanamientos, fuentes de la Defensoría General del Superior Tribunal de Justicia (STJ) confirmaron a Página Judicial que fue el propio Maximiliano Benítez quien le pidió la renuncia a Montefiori. Incluso, en principio, ella intentó convencer al jefe de los defensores para quedarse en el cargo, pero terminó acatando la decisión.

La funcionaria judicial había sido designada en forma interina y asumió su cargo en septiembre de 2014, a partir de la implementación en Paraná del nuevo Código de Procedimiento Penal de Entre Ríos; y estaba concursando en el Consejo de la Magistratura para titularizar. Antes había trabajado en la Caja de Jubilaciones.

Canosa está imputado por enriquecimiento ilícito y en la denuncia promovida por legisladores de Cambiemos aseguraron que “disfruta viajar mucho a lugares caros y lujosos. Veraneó en Buzios, en el Conrad de Punta del Este, en los centros de esquí de Las Leñas y Ushuaia, en compañía de su esposa, sus dos hijas y una niñera, todo en avión, en hoteles cómodos y lujosos o con todo incluido”.

El delito de enriquecimiento ilícito castiga a aquel funcionario que “al ser debidamente requerido no justificare la procedencia de un enriquecimiento patrimonial apreciable suyo o de persona interpuesta para disimularlo”.

Montefiori no ha sido involucrada en la causa que tiene a su esposo como imputado, pero el enriquecimiento ilícito es un delito donde se investiga al grupo familiar en su conjunto para determinar el crecimiento patrimonial.

Sin embargo, ella quedó expuesta a partir de un allanamiento realizado el 26 de enero en el departamento de su madre, donde se encontró documentación sobre las causas en trámite por irregularidades en Sidecreer. En aquel momento, el dato lo aportó el senador Raymundo Kisser: “Tenía un dato concreto de que en el departamento de esta señora había documentación que podría ser de interés para la causa, lo aporté a la justicia y se avanzó”. Concretamente, dijo que un testigo vio a personas ingresando con cajas con papeles que podrían estar vinculados a Sidecreer en el departamento.