Se postergó la remisión a juicio de una causa contra Urribarri y Báez

JUSTICIA Y POLÍTICA

Se postergó la remisión a juicio de una causa contra Urribarri y Báez

La audiencia se postergó por la inminencia de la resolución dictada en el incidente de recusación del juez José Eduardo Ruhl y la complejidad que supone el trámite de remisión de una causa a juicio, se indicó desde los tribunales. El ex mandatario está acusado de direccionar campañas publicitarias a favor de la imprenta de su cuñado. El fraude a la administración pública sería superior a los 24 millones de pesos.

De la Redacción de Página Judicial


El juez José Eduardo Ruhl postergó la audiencia de remisión a juicio de la causa que tiene al ex gobernador Sergio Urribarri y a el ex ministro Pedro Báez como imputados por el direccionamiento de campañas publicitarias a favor de la imprenta de Juan Pablo Aguilera, cuñado del ex mandatario provincial.

Desde los tribunales explicaron que la audiencia que se había fijado para este viernes fue aplazada por la inminencia de la resolución dictada en el incidente de recusación del magistrado y la complejidad que supone el trámite de remisión de una causa a juicio.

La audiencia, ahora reprogramada para el 22 de junio, será presidida por el juez Ruhl, el mismo a quien Urribarri recusó, en un planteo que fue rechazado hace unos días por un tribunal integrado por Daniel Malatesta, Gustavo Pimentel y Rafael Cotorruelo.

Urribarri, Báez, Aguilera están acusados por los delitos de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, peculado y fraude a la administración. Los fiscales adelantaron que pedirán que sean condenados a ocho años de prisión. En la causa también hay otras siete personas imputadas, entre funcionarios, testaferros y empresarios.

En tanto, el empresario Jesús José María Bustamante, que también estaba imputado, admitió en un juicio abreviado que era parte de un esquema por el cual se direccionaban las contrataciones de publicidad en la vía pública a las empresas TEP SRL y Next SRL, que se le atribuyen a Aguilera.

De acuerdo con la acusación, entre 2010 y 2015 se hicieron contrataciones por un monto total de 24.204.918,69 pesos mediante adjudicaciones directas y por vía de procedimientos de excepción desde el Ministerio de Cultura y Comunicación, con la venia del gobernador.